No basta ser bonita para quedar bien en una fotografía, Eli lo es y en este retrato en clave alta se destaca su naturalidad y belleza.